Los ladrones de tu energía y cómo sacarlos de tu vida

Todas las personas tenemos una energía interior que debemos aprender a aprovechar y no malgastarla. Perder de manera innecesaria nuestra energía deja nefastas consecuencias en nuestra vida cotidiana.

Por otro lado, conservar la energía que hay dentro de nosotros, trae excelentes beneficios que si todos conociéramos, seríamos fieles guardianes de la misma e intentaríamos cultivar más de cualquier manera.

En resumen, podríamos decir que esta energía la utilizamos para tomar buenas decisiones, controlar nuestros impulsos y también nuestras emociones. La energía no necesita ser alimentada, pero si nosotros la bloqueamos, dejaremos de sentirla.

Acá no conocerás los beneficios de la energía, pero sí conocerás quienes son los que roban o bloquean tu energía y cómo eliminarlos.

Factores que bloquean  tu energía

     1.  Personas tóxicas: Las personas que solo se acercan a ti hablando de cosas negativas, como por ejemplo,                    deudas, miedos y enfermedades; aléjalas de ti completamente. Si necesita desahogarse, que no sea contigo,                   porque te verás afectado.

  1. Promesas sin cumplir: Las deudas tanto económicas como de acciones, bloquean tu energía. Son pesos que acarreas inconscientemente. Si prometiste algo y luego te arrepentiste, procura pedir disculpas, aunque no debes acostumbrarte a realizar esta acción. Acostúmbrate a decir NO desde el principio.
  2. Tareas forzadas: Evita a toda costa realizar tareas que no sean de tu agrado, afectan considerablemente tu estado de ánimo y atrae energías negativas que consumen tu energía.
  3. Actuar tarde: Cuando realizas acciones después del momento indicado, consume tu energía. Suena simple, pero es real.
  4. Falta de organización: El desorden resta tu energía considerablemente. Procura ordenar tu lugar de trabajo y tu casa y deshazte de cosas que acarreen recuerdos del pasado.
  5. Descuidar la salud: Energías negativas es igual a estado de salud negativo. Cuídate, valora tu vida, realiza ejercicios diarios, toma el sol, visita al médico periódicamente y realiza actividades de tu agrado.
  6. Situaciones tóxicas: Si estás atravesando por situaciones que afecten tu estado de ánimo, enfréntalas y toma el control. Mantenerte firme evitará que dichas situaciones te consuman.
  7. Rechazo hacia ti mismo: Algo que hacemos comúnmente sin fijarnos de cuanta energía nos cuesta, es pelear contra nosotros mismos cuando sentimos que no encontramos la salida de algún problema. Es recomendable dejar que todo fluya para evitar el consumo de nuestra energía.
  8. Falta de perdón: Si no perdonas, todas las situaciones amargas que has pasado, se irán acumulando dentro de ti; mientras más cúmulo de sentimientos negativos, más energía se resta dentro de ti.
  9. Alimenta tu relación con Dios: Debes tener en cuenta que la única salida a cualquier problema es Dios. Entrégale tus miedos y rencores a Él. Entrégale todo lo que consideres que está bloqueando tu energía y Él se hará cargo.