Conoce las piedras mágicas más potentes

Hay muchas piedras que se utilizan en magia y esoterismo. Aquí hablaremos de las más importantes y te señalaremos el efecto de cada una de ellas y sus características.

Las piedras se han utilizado desde la antigüedad y todas tienen su efecto, este efecto es muy diferente de una piedra a otra. Por eso es útil saber para qué podemos usar cada piedra.

En el trabajo mágico las piedras son de uso común, pero aún si no realizas ningún trabajo mágico las piedras pueden ayudarte a armonizar tu energía y a otras cosas que detallaremos. Hay muchas maneras de utilizar las piedras, en principio sólo estar cerca de una piedra de poder tendrá algún efecto.

Pero lo cierto es que las piedras si son pequeñas se pueden llevar en el cuerpo, hay personas que las llevan en un dije o simplemente colgadas en un collar. Si la piedra no es pequeña puede llevarse en un bolso o en algunos casos en el bolsillo. Hay que tener en cuenta que si la piedra es muy grande tan sólo podrá utilizarse en el hogar.

Hay piedras que se usan en los altares y otras que se utilizan para la curación, algunas pueden usarse para sacar las malas energías de una casa o del cuerpo de una persona. En fin, que la utilización de piedras mágicas es bien amplia, esto se produce porque las piedras poseen una energía especial y cada una de ellas puede utilizarse para diversas funciones.

Las piedras tienen la particularidad de concentrar la energía de determinadas fuerzas. Esa energía es comprobable tan sólo por los efectos que pueden reconocer aquellas personas que son sensitivas.

Las personas que tienen cierta sensibilidad, lo que realmente poseen es la capacidad de sentir las energías que los rodean. Es decir pueden ver el mundo invisible y sentir las frecuencias vibratorias que hay en ese mundo.

Las piedras acumulan una determinada frecuencia vibratoria de acuerdo al material que posean. Es así que el cuarzo rosa por ejemplo tiene una determinada particularidad que no tiene la rodocrosita.

El vidente o sensitivo puede sentir el efecto que tiene esta vibración sobre el cuerpo de una persona o sobre el ambiente. A lo largo del tiempo comenzaron a catalogarse los distintos efectos de las piedras.

El caso de la turmalina negra por ejemplo, es realmente asombroso, se la conoce como una piedra que absorbe las energías negativas. Cuando la energía negativa es mucha, la piedra suele estallar, como si su capacidad de absorción fuera superada.

En experimentos realizados sobre esta piedra se comprobó que si se la somete a constantes malos pensamientos y a músicas discordantes, la piedra estalla.