¿Cómo combatir los vampiros energéticos?

Cuando hablamos de vampiros siempre nos referimos a aquellos seres o personas que absorben algo del entorno para alimentarse.

Se cree que realmente cuando se habla de vampiros en general se mencionan a aquellos seres que se alimentaban de sangre humana, pero seguramente ese mito proviene de lo que realmente ve el místico esotérico cuando observa a las personas que tienen tendencia a apoderarse de la energía de los demás.

Estos vampiros realmente son más comunes de lo que se piensa. Se trata de personas que no pueden vivir con su propia energía y necesitan de la energía de los otros, su sistema interno y externo, su cuerpo mental y astral, su vitalidad, dependen de los demás y por lo tanto no son seres independientes.

Esto se puede hacer de manera inconsciente como es en la mayoría de los casos, o de manera consciente como es en el caso de que las personas sean realmente magos negros o seres que saben lo que están haciendo y lo hacen adrede.

En cualquiera de las dos situaciones nosotros aquí te explicaremos qué métodos puedes utilizar para evitar que te quiten la energía.

A veces los vampiros energéticos están instalados en nuestro propio hogar, con lo cual seguramente tendrás, si reconoces esta situación, problemas con tu entorno más cercano. Hay que pensar que a veces se establece una relación con los demás que es solo beneficiosa para una de las dos personas.

Hay personas que tienen tendencia a dejarse absorber la energía, por lo tanto si este es tu caso tienes que inmediatamente cambiar es forma de pensar, que está arraigada en ti, y comenzar a pensar en forma independiente, tienes que pensar que nadie puede quitarte tu energía y debes hacer algún ejercicio para evitar esto.

Si tú eres de las personas que absorben energía a los demás, te aconsejamos que te centres en tu propio ser y en tu propia energía, que aprendas a alimentarte de la energía que brinda nuestro planeta, el sol, las plantas, una buena alimentación, pensamientos positivos, y distintas estrategias que te ayudarán a no tener que robarle energía a los otros.

¿Realmente existen los vampiros energéticos o es una fantasía?
Sí, realmente existen estas personas y como dijimos anteriormente son más comunes de lo que pensamos. Hay que pensar que hay seres que no encuentran otra forma de vivir más que apoderándose de la energía de los otros. Este mecanismo lo han armado de tal manera no te das cuenta que están robándote tu energía.

Es fácil reconocerlos, sobre todo porque luego de estar con ellos sentimos cierto vacío, sentimos cierta pena, si estábamos felices nos sentimos mucho peor, nos sentimos apesadumbrados. Si estábamos contentos sentimos que una repentina tristeza nos embarga.

Esta es una señal que debemos tener muy en cuenta: lo que sucede luego de que estamos con una persona. Por supuesto que esto puede suceder por otras causas, no toda aquella persona con la cual nos encontramos y que luego sentimos cierta tristeza es una persona que nos está utilizando, pero sí es cierto que si la misma persona a lo largo del tiempo nos produce esa desazón, esa pena, y esa sensación de vacío, es posible que esa persona esté apoderándose de nuestra energía.

¿Conoces a alguien que siempre te llama en las peores horas para pedirte algo? ¿Aquel amigo o amiga, que no es muy cercano siempre tira abajo tus ideas y tus proyectos? ¿Muchas veces te sientes obligado a estar con alguien a pesar de que no tienes ganas, y ese alguien logra siempre que tú accedas a sus pedidos?

Estas son preguntas que debes hacerte. Porque esto te puede dar una pista de cuáles de las personas que están a tu alrededor se aprovechan de tu energía y se aprovechan de ti.

¿Cómo protegerte?
Este es el método más clásico y es muy fácil de hacer.

Consiste en respirar profundamente y visualizar que una energía superior ingresa por nuestro centro coronario.

Este centro se encuentra la parte superior de la cabeza y debemos visualizar que allí tenemos una especie de cono captador de la energía cósmica. Esa energía penetra por ese centro y se distribuye a lo largo de todo nuestro cuerpo. Lo que debemos mentalizar es que no sólo ingresa una energía muy luminosa que viene desde el cielo, sino que se energía se expande conformando una especie de esfera luminosa que se distribuye a nuestro alrededor.

Esta esfera es nuestro escudo energético. Para sostenerlo debemos respirar por la nariz en forma rítmica, visualizando en cada inspiración que la energía penetra y se expande hacia fuera conformando el escudo. Cuando liberamos el aire, debemos pensar que toda la oscuridad que posee nuestro cuerpo energético se ilumina.

Practicando varias veces lograremos que se vaya conformando un escudo que impedirá que el vampiro penetre nuestro cuerpo etérico o astral y nos robe nuestra energía.

Método sencillo, práctico y con el que lograrás cierta protección. A medida que lo vayas realizando adquirirás más facilidad y lograrás la creación del escudo.